Ideas Alternativas

Mate amargo desde sus comienzos camina junto a las organizaciones sociales, políticas y sindicales, corta las rutas con los piqueteros y sueña junto al pueblo con otros mundos, sin explotados ni explotadas, donde seamos felices.

Reseña del Proyecto de Comunicación y Educación Popular
Mate amargo
experiencia inédita consolidada en la Argentina


Mate Amargo es una organización que cuenta con muchos años de trayectoria y con gran prestigio en lo que se refiere a comunicación alternativa, debate crítico y batalla de ideas.  

El proyecto nació en 1991 para resistir el pensamiento único impuesto por la dictadura militar y continuado por el neoliberalismo menemista en Argentina. Tomó forma en una radio comunitaria experimental de frecuencia modulada: FM La Tribu.

Desde ese medio, se propuso investigar las nuevas condiciones registradas en los movimientos sociales, abarcando las razones políticas y culturales de sus conflictos, indagando en los procesos de sus cambiantes identidades. La comunicación alternativa y participativa es la herramienta que Mate amargo encontró como fortaleza, siempre que los sujetos sean protagonistas activos para la necesaria formulación y superación de los interrogantes sobre los orígenes de las crisis y el devenir histórico. Así en Mate amargo se fueron encontrando luchas, preguntas y sueños colectivos.

Por el crecimiento de la audiencia –previa instalación del programa en radios de mayor llegada por ser de amplitud modulada- con el correr de los años, Mate amargo tiene como política, desarrollar otras herramientas comunicacionales a partir de transformar la relación convencional con los oyentes. Este vínculo es un hecho inédito en la radiofonía Argentina. Ellos mismos formaron -en distintos momentos de la historia del proyecto- comisiones de solidaridad y apoyo para que el programa de radio pueda seguir al aire en AM. El primer grupo se llamo C.O.M.A (Comisión de oyentes de Mate amargo).

Los encuentros masivos con el “público” empezaron a fortalecerse cuando Mate amargo cumplió diez años y organizó un evento en el Anfiteatro Eva Perón del gremio de los trabajadores estatales de la capital federal.
El espacio fue desbordado por la concurrencia, más de setecientas personas estuvieron presentes. Entre ellos, compañeros que viajaron desde el interior del país y del vecino Uruguay; también participaron referentes de distintas organizaciones y el actor reconocido a nivel internacional Pepe Soriano, quien acompaña a Mate desde sus primeros pasos.

Mate amargo considera que no existe posibilidad de romper con el flujo informativo concentrado, sin comunicadores insertados en el vientre de los movimientos populares, formando parte de la resistencia y la construcción en revisión constante de los discursos que sostienen las razones de cada lucha del pueblo, por eso asume la Batalla de Ideas y entiende su formato periodístico y educativo, como un aporte a la construcción de la unidad en la diversidad. Trata que todas las vertientes del campo popular se crucen en el proyecto.
Ese es el aporte a diario: Espacios de participación con los oyentes y la militancia social de los que fueron - y van- surgiendo los criterios de acción para armar nuevas herramientas de comunicación alternativa capaces de enfrentar a las industrias culturales del pensamiento hegemónico.

Por ejemplo, a partir de la asamblea de alrededor de mil personas (ver fotos) realizada en el Club Parque Chacabuco de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, emerge la idea de armar una revista con el objetivo de financiar con ella el proyecto y garantizar la continuidad del programa de radio en el aire. El debate se extendió por unas doce horas pero la decisión fue determinante por el compromiso asumido, ya que quienes participaron dejaron el dinero de varios números por adelantado y acordaron que la distribución sería en dos circuitos diferentes de todo el país: a través de una red de oyentes y por medio de una distribuidora.

 

El 1 de agosto del 2002, el primer ejemplar de la revista Mate amargo fue presentado en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA con Osvaldo Bayer (padrino de la Institución), junto a otros compañeros y compañeras de lucha. (VER FOTOS)

La publicación es producida por un colectivo (muchos de ellos comenzaron siendo oyentes y ahora son parte activa del proyecto) de correctores, diagramadores, diseñadores, ilustradores, fotógrafos, periodistas. A su vez, colaboran intelectuales nacionales e internacionales, entre quienes se destacan James Petras, Eva Giberti, Emir Sader, Heinz Dieterich, Nicolás Casullo y Silvia Bleichmar.

Junto con el fortalecimiento del vínculo con la audiencia, la popularidad de la publicación y el programa (más allá de los cambios continuos de emisoras y horarios por causas económicas), Mate amargo continúo generando espacios de participación colectiva. Fue así como surgió la necesidad de armar la pata educacional-cultural del proyecto que tuvo como momento inicial el diseño de talleres periodísticos que fueron dictados en casas de organizaciones sociales e instituciones amigas. La organización ya había consolidando su identidad dentro del campo de la comunicación y comenzaba con sus primeros pasos en educación popular. Entonces decide institucionalizarse en el 2004 y se convierte en Cooperativa de trabajo
Ante la certeza de que la comunicación alternativa es un movimiento, no un sistema, decide profundizar el proyecto y crear otras instancias de comunicación, vinculadas con la educación popular.

En el 2005, el proyecto, fue declarado de interés social y cultural por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Otra iniciativa fue la conformación de la Cooperativa de Vivienda Mate Amargo – MOIa partir de la articulación con el Movimiento de Ocupantes Inquilinos, a través de la cual los oyentes sin hogar propio comenzaron a gestionar casas y materiales para construirlas.

La lucha y el camino colectivo, llevaron a que Mate amargo, obtenga por un comodato durante 20 años, la Casa de Mate en la zona de Almagro, donde se sumaron talleres y seminarios interdisciplinarios, actividades artísticas y culturales.
La memoria popular recorre los relatos de los mateamarguenses y en el camino colectivo, hubo otros nacimientos como la Editorial de Mate y la Agencia de noticias C.H.E (Comunicación Humanitaria Estratégica).

¡Sumate!

Participar del proyecto:

-área periodística gráfica ó radial
-área de educación
-área cultural/artística
-área comercial
-área técnica

Más información  
mate@mateamargo.org 
   011-4983-5357

 

Distribuir contenido